IES Playa Flamenca - Kesen Studio

FOTOGRAFÍA DE ARQUITECTURA. TRUCOS Y CONSEJOS

Cuando nuestros clientes nos llaman solicitando nuestro servicio de fotografía de arquitectura para sus proyectos en muchas ocasiones nos comentan que ellos mismos han tratado de hacer sus fotos pero que no logran que les queden igual que las que realizamos.

Por este motivo hoy os vamos a dar algunas claves para obtener mejores fotografías de arquitectura y algunos detalles a tener en cuenta. Siempre podéis llamarnos y nosotros las realizaremos encantados si no tenéis tiempo o ganas de aprender 🙂

1.QUE NECESITO PARA HACER BUENAS FOTOS DE ARQUITECTURA:

Aquí teneis una pequeña lista de los accesorios que consideramos imprescindibles para realizar buenas fotos de Arquitectura:

  • Trípode
  • Disparador remoto
  • Un Polarizador para fotos en interiores con cristales que reflejan
  • Un pc y Software para procesado de las fotos

Comentemos cada uno de los puntos y las cosas que debemos tener en cuenta.

(Si no tenéis intención de hacer un desembolso de dinero para adquirir equipo fotográfico podéis pasar directamente al punto número 2 de nuestro artículo y vuestras fotos siempre mejorarán algo si tenéis en cuenta nuestros consejos.)

El equipo fotográfico:

Si, ya sabemos lo que estáis pensando, vosotros tenéis unas cámaras carísimas que hacen las fotos solas y por eso os salen mejor. Si y no, muchas veces nuestros clientes ven nuestras fotos de arquitectura durante la sesión de fotos en la pantalla de nuestra cámara y piensan …pues que decepción, pensaba que iban a ser más increíbles. Esto es porque las cámaras de fotos imitan al ojo humano pero nunca llegarán a ser tan perfectas, lo que requiere de un procesado que es donde termina de suceder la magia en la mayoría de ocasiones.

Lo que nos permite una buena cámara de fotos es captar el máximo de información en bruto para luego tener mejores resultados durante la edición. Es por este motivo que es muy importante dispara en formato raw.  ¿En raw? ¡Pero si en ese formato las fotos ocupan una barbaridad. Así es y ¿por qué creéis que es? Esto es debido a que el raw es un formato digital que sustituyó a los antiguos carretes que solían tener las cámaras de fotos analógicas donde tenemos toda la información sin revelar. Por eso al ver la foto en nuestra cámara no vemos el resultado final que entregamos a nuestros clientes y pueden no parecer tan espectaculares a primera vista en ocasiones.

Una vez la editamos  y le hacemos todos los ajustes necesarios la convertimos en jpg, de esta manera estamos partiendo de una base inicial mejor desde el archivo raw que saca la cámara permitiéndonos una edición más fina.

camara fotos

La cámara de fotos es importante, pero probablemente lo son más los objetivos. Un objetivo gran angular se hace imprescindible en esta disciplina, sobre todo cuando queremos fotografiar estructuras grandes, o interiores poco espaciosos. Además un buen objetivo será más luminoso y junto a una buena cámara permitirá obtener buenas  fotos en condiciones de poca luz (esto es lo que diferencia a una buena cámara de una regular, que permite hacer buenas fotos aunque las condiciones sean complicadas).

Un objetivo gran angular puede ser un 11-16mm y si nuestra cámara es full frame evitaremos el factor multiplicador de las cámaras que tienen las cámaras Aps-c donde equivalen a un objetivo igual en el que hiciéramos un zoom x1,5 o 1,6 veces el de una cámara full frame.

¿Que permite una cámara full frame entonces? Hacer fotos desde la misma posición abarcando mayor encuadre, además de ser cámaras con un sensor más sensible y que produce en nuestras fotos menos ruido. Esto es muy bueno en espacios cerrados pequeños y con poca luz, pero tiene el inconveniente de que estas cámaras y sus objetivos resultan bastante más caros.

Comparativa full frame vs APS-C

Comparación de amplitud de encuadre con cámara Full-frame vs APS-C

Los objetivos gran angular tienen la ventaja de captar espacios más grandes pero a costa de deformar los objetos, y en la fotografía de arquitectura no hay nada más feo que una foto en la que aparecen las paredes curvadas o inclinadas hacia dentro por lo que algo importante generalmente es respetar las líneas verticales y horizontales (este punto lo comentaremos también cuando hablemos del software de procesado).

Existen también objetivos que evitan estas distorsiones, son denominados objetivos descentrables, y como su nombre indica permiten moverlos respecto a un eje para evitar estas deformaciones debidas a la lente del objetivo.

objetvos descentrable

Los accesorios imprescindibles

La fotografía de arquitectura requiere para obtener los mejores resultados de no solo una buena cámara y un buen objetivo,  sino también algunos accesorios que resultan imprescindibles para evitar fotos movidas.

Cuando realizamos una foto existen una serie de parámetros que configuramos en nuestra cámara que determinan el resultado que obtendremos, estos son la apertura de diafragma, la sensibilidad ISO y el tiempo de exposición, y los tres están interrelacionados entre sí a la hora de ajustar la luz que entra en nuestra cámara para realizar la foto, produciendo algunos efectos secundarios que no siempre nos interesan, pero que  podemos emplear con fines creativos si sabemos manejarlos bien.

La apertura de diafragma determina por un lado la luz que entra en nuestra cámara, pero por otro lado además lo enfocadas o difuminadas que aparecen las cosas en las fotos conforme estén más cerca o más lejos de nuestra cámara. Esto se conoce como profundidad de campo.

La sensibilidad ISO también permite regular la luz que entra en nuestra cámara pero tiene el efecto secundario de generar un grano o “puntitos” en las fotos con poca luz que se conoce como ruido.

Y por último el tiempo de exposición nos lleva a comentar la necesidad de algunos accesorios para nuestra cámara. Si configuramos nuestra cámara con mayor tiempo de exposición al realizar la fotografía pueden salir algunos objetos movidos. Aunque en ocasiones empleamos esto con finalidades creativas, en la fotografía de arquitectura los objetos que no se mueven deben permanecer nítidos e inmóviles.

En la fotografía de arquitectura lo que se nos pide es que salga todo lo que tenemos en el encuadre con una gran profundidad de campo, sin ruido y  bien enfocado, y si tenemos poca luz no seremos capaces de sostener la cámara sin que se produzcan trepidaciones y nuestras fotos saldrán movidas. Esta es la razón por la que necesitamos un buen trípode y nos resultará un accesorio imprescindible.

En relación con el trípode, si entramos en afinar al máximo nuestras fotos, cuando realizamos la foto en el momento de pulsar el botón movemos ligeramente la cámara, sin darnos cuenta  estamos aplicando una ligera vibración al pulsar el botón que puede afectar a la nitidez de nuestras fotos de arquitectura. Por este motivo es recomendable emplear un disparador a distancia, para no tocar la cámara en el momento de realizar la foto. Este sería el otro accesorio imprescindible que necesitamos para nuestra cámara.

Disparador remoto

Por último otro accesorio que resulta muy útil y no por ello menos importante si realizamos fotos en interiores donde tenemos cristales que producen reflejos indeseados  es un filtro polarizador. Son lentes que se enroscan en nuestro objetivo y permiten al girarlos que la luz incida con otro ángulo y así evitar reflejos molestos en nuestras fotos.

Filtro Hoya

A sumar a la lista de peticiones a los reyes magos tenemos que añadir un pc que nos permita editar nuestras fotos y algunos programas de edición, como lightroom, photoshop, capture one u otros que podáis encontrar gratuitos o versiones de prueba de estos mismos.

Estos programas nos permitirán ajustar las fotos que salgan en formato raw de nuestra cámara, ajustando luces, colores, combinando varias para tener todas las zonas de una foto bien expuestas (HDR)  o para hacer panorámicas, incluyendo algunas opciones muy útiles en fotografía de arquitectura que nos harán la vida más fácil a la hora de corregir líneas verticales o distorsiones producidas por nuestro objetivo gran angular.

Si amigos, nadie dijo que el mundo de la fotografía de arquitectura fuera barato desde luego.

2.TENGO TODO PARA MIS FOTOGRAFÍAS DE ARQUITECTURA, ¿QUÉ ES LO QUE FALLA EN MIS FOTOS?

Ya hemos comentado el equipo que nos ayuda a obtener mejores fotos, sin embargo al contrario de lo que opina mucha gente, una buena foto no se debe solo a que tengas una buena cámara. Existen una serie de factores que hacen que una foto nos resulte atractiva a la vista, los comentamos a continuación:

  • Una buena composición.
  • Los colores complementarios.
  • Estar en el momento y lugar adecuados.
  • Un reportaje con sentido.
  • Muchas ganas de aprender y mucha práctica.

No nos cansamos de repetir que si bien una buena cámara nos puede ayudar a obtener mejores resultados en nuestras fotografías de arquitectura de nada vale, si no tenemos buen ojo a la hora de realizar la fotografía escogiendo un buen encuadre, el momento adecuado de luz o si no seguimos un orden narrativo en nuestro reportaje de fotos al proyecto.

Existen una serie de normas de composición a la hora de escoger el encuadre en que aparecerán las cosas que queramos en nuestra foto que hacen que inconscientemente la mirada haga un recorrido visual y se fije en los puntos que a nosotros nos interesan.

3.COMO MEJORAR NUESTRAS COMPOSICIONES EN FOTOGRAFÍA DE ARQUITECTURA

La regla de los tercios

Es probable que os suene haber oído alguna vez eso de la regla de los tercios, ¿pero en que consiste realmente?. Pues bien,  cuando miramos una foto, inconscientemente nuestros ojos dirigen la mirada en cuatro puntos de un primer golpe de vista de esa foto. Esos cuatro puntos son la intersección de realizar una división en 3 partes tanto en vertical como en horizontal de nuestra foto. Las líneas que dividen estas 3 partes intersectan determinando 4 puntos, que son los que comentábamos y son donde deberemos tratar de ubicar elementos de interés en nuestras fotos, resultando así más atractivas visualmente. Cuando miramos una foto no nos damos cuenta porque pasa en una fracción de segundo inconsciente en nuestro cerebro procesamos la información de la foto y la percibimos así.

regla de los tercios

También cuando hagamos fotos en las que por ejemplo queremos retratar el contexto de nuestro proyecto de arquitectura en un entorno de un paisaje debemos tratar de evitar el poner la línea del horizonte en el centro, siempre es recomendable desplazarla hacia abajo al primer tercio de la foto si queremos transmitir la sensación de aire libre, espacio abierto, ya que si dejamos poco cielo por arriba transmite una sensación de atrapamiento, o angustia por espacio cerrado. En ocasiones como todo conociendo este concepto podemos emplearlo con fines creativos si lo que queremos es transmitir eso precisamente.

Las diagonales aportan profundidad

Al igual que con la regla de los tercios dirigimos la mirada a los puntos que nos interesan, para que una foto no parezca plana, debemos tratar de buscar el que tenga profundidad, y esto lo logramos con líneas diagonales que vayan desde las esquinas de la foto a un punto más central o uno de los puntos de la regla de los tercios mencionada. No necesariamente tienen que ser líneas definidas, puede ser un camino que nos dirija a nuestro objeto de reportaje, una línea de edificios en una calle o cualquier cosa. Esto nos permite recorrer la foto desde el borde exterior al centro  ya que las diagonales dirigen la vista allá hacia donde se apuntan.

Diagonales-profundidad-foto

Las simetrías que sean simétricas.

Otro recurso que puede hacer mejorar vuestras composiciones a la hora de realizar fotos de arquitectura son las simetrías. La arquitectura es una disciplina que por lo general muestra perfección en sus líneas, por ese motivo es importante que si queréis fotografiar elementos que muestran una simetría el eje de simetría de la foto esté perfectamente centrado. Pero oye, antes has dicho que el horizonte no debe estar centrado… Efectivamente, debemos saber darnos cuenta según la foto que hagamos si es prioritario el que mostremos una simetría bien marcada en cuyo caso si está justificado el que centremos un horizonte, como sería por ejemplo un reflejo de un edificio en un estanque, o si por el contrario no aporta nada a la foto y lo que buscamos es hacer destacar otra cosa.

eje-de-simetria-fotos

Los colores complementarios atraen miradas

Este punto es algo que no siempre podemos escoger a la hora de realizar una foto, pero que debemos tener en cuenta y si podemos aplicarlo mejorará nuestras fotos.

rueda cromática

Si veis una rueda de colores como la de la imagen veréis que los  colores quedan enfrentados a ambos lados del círculo, por ejemplo los azules tienen al otro lado del círculo los amarillos, o los verdes a los magentas. Estos son los que se conocen como colores complementarios entre sí y resultan muy atractivos cuando los vemos juntos en una imagen, por ese motivo siempre que podamos debemos tratar que combinarlos en nuestras fotos.

Este es el motivo por el que si realizamos por ejemplo fotos de un chalet en el que se está poniendo el sol con el cielo en ese punto azulado y tenemos las luces de la casa encendidas sienda estas de un tono amarillento resultarán de gran impacto visual, ya que en la foto logramos mezclar los azules del cielo con su complementario amarillo de la casa iluminada.

Como veis tenemos una serie de normas de composición que ayudan a mejorar nuestros encuadres y además no solo son aplicables a la fotografía de arquitectura, sino que también os pueden servir cuando realicéis fotos durante vuestras vacaciones  a un paisaje. Una vez comprendidas estas normas básicas de composición debo deciros también que existe una ley no escrita que dice que “debemos aprender para luego saber olvidar”, esto quiere decir que debemos conocer estas normas para luego saber cuándo debemos aplicarlas, o saber que es el momento de saltárselas por completo y hacer algo que rompa con ellas.

4.HAY QUE SABER ESTAR EN EL MOMENTO Y LUEGAR ADECUADOS

En muchas ocasiones nuestros clientes nos citan para realizar un reportaje cuando pueden ellos tener un hueco o consiguen acordar una fecha y hora con los clientes para los que han realizado su proyecto de arquitectura o interiorismo. Y nosotros siempre recomendamos que nos pasen toda la información previa del proyecto de ubicación, tipología de obra y orientación para aconsejarles cuando sería el mejor momento para realizar la sesión, aunque nos siempre es posible por disponibilidad o por las condiciones del clima.

La luz del sol y el momento del día pueden cambiar radicalmente una foto, y es importante que sepamos qué horas producen un tipo de luz u otra y escoger que la que nos interese.

En la fotografía de arquitectura por lo general si tenemos un proyecto de exteriores, una obra singular o una fachada por ejemplo suelen resultar más impactantes si logramos tener sombras marcadas que definan contarnos de la estructura y aporten volumen.

Estas sombras se producen cuando el sol está pegando de manera directa y generalmente es recomendable tenerlo en  un ángulo de inclinación que proyecte sombras laterales. El momento para tener este tipo de luz sería durante la mañana, sin embargo debemos tener cuidado de que el sol no esté completamente vertical porque puede quemarnos las zonas más claras de nuestra fotografía y eso no resulta atractivo porque esas zonas pierden detalle que luego no podemos rescatar en la edición.

IES Playa Flamenca

Si por el contrario queremos que las sombras sean más difuminadas o estamos realizando un interior de una vivienda y queremos un interior que resulte luminoso si tenemos un día lluvioso o nublado no es una mala noticia, al contrario ya que las nubes producen una luz del sol más difusa y una luz ambiental más bonita.

Si se nos da el caso que estamos haciendo un reportaje de fotos a un interiorismo, se da la circunstancia que la hora no hemos podido escogerla y resulta que es la peor posible porque es demasiado fuerte y nos quema la foto… en ese caso tenemos dos opciones:

Hacer dos fotos exponiendo bien por una parte las zonas claras como por ejemplo ventanas donde nos quedará el interior oscuro y por otra el interior bien de luz y donde nos aparecerá la ventana quemada, combinando luego las dos partes buenas de cada foto.

O la otra opción sería bajar los estores de las ventanas para que no resulten tan quemadas las ventanas que aparezcan en nuestra foto.

La paciencia es una virtud que no todo el mundo tiene.

Como os comentábamos en apartados anteriores y al hilo del momento de luz que escogemos para nuestras fotos en muchas ocasiones debemos saber esperar el momento en el que la luz está justo donde la necesitamos ya que si no lo hacemos o bien el sol nos quema la foto o bien el ángulo en el que incide en la estructura no resultará ser el que más destaca nuestro proyecto.

Hay dos momentos cuando se está poniendo el Sol que son cuando se produce un cielo más espectacular:

 Uno de ellos es la que se conoce como hora dorada y se produce cuando el sol está justo a punto de ponerse,  dando unos tonos anaranjados al cielo que pueden complementar a elementos de nuestro proyecto de una manera espectacular.

El otro momento es posterior justo a la hora dorada y se denomina hora azul, y es justo el momento en el que el sol se acaba de poner pero aún vemos los restos de su luz en el horizonte. Aunque se denominen hora dorada y hora azul no quiere decir que duren una hora, son instantes que duran unos minutos por lo que deberemos estar ojo avizor para pillar el instante.

Se ha hecho de noche, hora de irse a casa.. ¡NO! ¡Te estás perdiendo lo mejor!

Existen muchas obras arquitectónicas que cuando más destacan precisamente es de noche, ya que poseen una iluminación que las hace destacar en su entorno o nos muestran un ambiente diferente iluminadas al de las fotos de día y no debemos olvidar retratar.

Universidad de Elche

Érase una vez un reportaje de arquitectura

Cuando queremos mostrar nuestro reportaje de fotos a nuestros clientes es muy importante no mostrarle una serie de fotos sueltas sin más. Las fotos deben de contarnos y mostrarnos como es ese proyecto y todos los entresijos del mismo, por ello siempre antes de una sesión nos gusta hablar con el arquitecto que ha realizado el proyecto para que nos cuente todos los detalles lo que quiere destacar o peculiaridades del mismo.

Un buen reportaje de fotografía de arquitectura que se precie debe hacer un recorrido por la obra del cliente contando todos los detalles del mismo. Por ello el recorrido lógico sería emplazar la obra, con fotos de contexto donde se ubique, se vea su exterior y todo lo que la rodea así como su uso o destino. Posteriormente accederemos a la misma y haremos el recorrido que nos encontrásemos si la visitásemos, pasando por las diferentes estancias y mostrando detalles de las mismos en fotos de detalle que complementen el reportaje.

La forma lógica de presentar el reportaje es desde el exterior o el todo, al interior y el detalle mostrando una secuencia que cuente una historia, ya que si no tienen relación las fotos entre sí el reportaje perderá fuerza y puede descolocar o desconcertar el espectador cuando lo observe.

Erase una vez

La mejora viene con la práctica

Todos los consejos que os hemos dado no sirven de nada si no los practicáis, al principio puede parecer que hay un montón de cosas a tener en cuenta y en realidad las hay, y muchas más de las pocas que os hemos comentado aquí pero con la práctica todas esas normas pasan a un segundo plano y vuestro ojo las aplica de forma natural.

Así que ya sabéis amigos, tomar vuestras cámaras y salir a disparar a todo monumento que veáis, solo así conseguiréis ir mejorando poco a poco.

Si después de leer nuestro artículo tenéis cualquier duda podéis consultarnos en los comentarios o llamarnos directamente para que hagamos nosotros las fotos que necesitéis.

Hyperloop, el transporte según Elon Musk

2 thoughts on “Fotografía de Arquitectura: Mejora tus fotos”

  1. Candela

    A partir de ahora me fijaré en estos pequeños detalles cada vez que haga una foto. ¡Muchas gracias por los consejos, muy útiles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *