HYPERLOOP EL FUTURO DEL TRANSPORTE CADA VEZ MÁS CERCA

Hyperloop, la última genialidad de Elon Musk cada vez más cerca del presente.  Un tren de alta velocidad que circulará por una red de tubos de vacío en los que se podrían alcanzar los 1.200 Km por hora. Parece ficción pero ya está desarrollándose y se encuentra en fase de pruebas, habiendo superado actualmente sus primeras fases.

Sueña a lo grande y conseguirás metas grandes, ese es el pensamiento que debe tener Elon Musk con cada proyecto que pasa por sus manos, y Hyperloop no iba a ser menos, un proyecto en el que decidió apostar cuando se encontraba en un atasco harto de perder el tiempo esperando  y con el que nuevamente pretende cambiar la visión general del mundo de los transportes.

El brillante fundador de la marca Tesla Motors, un referente en vehículos eléctricos en la actualidad o Paypal un método de pago a través de internet que a día de hoy es uno de los más extendidos lo tiene claro, el futuro del transporte en distancias medias pasa por una red de tubos en  vacío por los que circularían cápsulas a velocidades vertiginosas.

El proyecto está desarrollándose actualmente y se pretende implementar entre Los Ángeles y San Francisco con el objetivo de transportar a personas en tan solo 35 minutos. Un trayecto que en coche actualmente nos llevaría emplear unas 5 horas y media.

Hyperloop

COMPARTIR EL CONOCIMIENTO ES DE SABIOS

Una de las virtudes del proyecto es que además de que ya de por sí puede suponer una revolución en el sistema de transportes actual es de diseño abierto, con lo que la comunidad puede realizar aportes tanto de ideas como medios para mejorar el proyecto. Esta fórmula es la empleada en sistemas operativos como Linux, un sistema operativo gratuito donde se emplea un código abierto  que cualquier persona puede emplear y modificar a fin de mejorarlo aportando ideas.

El origen de este sistema de transporte se remonta a 2013, cuando Musk propuso por primera vez el 12 de Agosto de ese mismo año este novedoso proyecto y dio el pistoletazo de salida al que podría ser el futuro de los medios de transporte.

En enero de 2015 Elon Musk anunció que a fin de poder realizar pruebas con sus modelos experimentales, los estudiantes y empresas desarrolladoras dispondrían de una pista de pruebas en Texas.

PERO… ¿COMO FUNCIONA REALMENTE?

El funcionamiento de Hyperloop se basa en crear unas condiciones de vacío en el interior de un tubo donde las bajas presiones permiten a las cápsulas de transporte moverse sobre un colchón de aire sin rozamiento. Esta es la base que permitirá alcanzar las velocidades de 1.200 Km/h que promete Musk.

Dichas cápsulas dispondrán de un compresor que las propulsará en el interior del tubo en vacío y un sistema de imanes que les permitirá levitar en el aire y así generar el desplazamiento sin rozamiento.

Los tubos por los que circularían las cápsulas de transporte de pasajeros o vehículos se alimentarían eléctricamente mediante una red de paneles solares que generarían más energía de la que requiere el sistema para funcionar por lo que además de permitir el funcionamiento del Hyperloop generaría excedentes para otras fuentes de consumo que lo requiriesen.

MUY BIEN, ¿Y AHORA MISMO EN QUE PUNTO SE ENCUENTRA EL DESARROLLO?

Recientemente se ha compartido el video que os hemos mostrado en la cabecera del post donde se muestra como se ha superado la primera fase del proyecto.

En este video podemos ver un prototipo a escala real desplazándose a 112 Km por hora  por el interior de un tubo en vacío y como durante unos segundos se despega del suelo.

Y seguramente diréis oye, 112 Km/h es menos de lo que puedo ir con mi coche sin superar los límites de velocidad de las autopistas en España, ¿Cómo va a ser eso tan rápido? Pues bien, paciencia amigos, es una primera etapa crucial en la que se comprueba que es posible y el proyecto es viable. Tal vez sea una primera piedra para que inversionistas y más desarrolladores apuesten por este brillante proyecto que ya está programando la siguiente fase en la que se pretende alcanzar los 400Km/h.

UN PRESUPUESTO ASUMIBLE

La versión más sencilla que permitiría transportar a personas tendría un coste total de 6.000 millones de USD y la que permitiría transportar vehículos en el interior de cápsulas ascendería a 7.500 millones de USD.

Estas cifras pueden parecer desorbitadas, pero si consideramos un plazo de amortización de 20 años incluyendo los costes de operación, un billete sencillo podría costar unos 20 dólares, un precio bastante más asequible que realizar este mismo trayecto en avión.

Otro de los puntos importantes y obsesiones de Musk es que este transporte no solo debe ser infinitamente más rápido que cualquier transporte actual y asequible a todos los bolsillos, sino que también, como es lógico, la seguridad del mismo debe estar a la altura.

Este es el principal motivo por el cual se están extremando todas las medidas de seguridad en las pruebas y de cara al desarrollo de la versión final del Hyperloop.

Lucas Museum of Narrative Art. El templo de los fans de Star Wars. Fotografía de Arquitectura: Mejora tus fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *