FOTOGRAFÍA 360º

El sector de la fotografía ha sufrido una gran transformación, y evolución, a lo largo de los años. Desde sus inicios con enormes cámaras, polaroid o compactas, hoy no solo se ha evolucionado en la cámara en sí misma, su peso y características, sino especialmente en la calidad de las imágenes que se obtienen. Conseguir mayor calidad y versatilidad ha sido, y es, una de las metas constantes de los fabricantes de cámaras. Y de esta forma hemos llegado hasta hoy en día, donde realizar fotografías solo teniendo en cuenta lo que el fotógrafo es capaz de capturar a través del objetivo se ha convertido en el último paso antes de dar el salto definitivo hacia una nueva forma de entender la fotografía: hablamos de la fotografía 360º, que cambia radicalmente el planteamiento tradicional del sector y abre una ventana que permite al espectador interactuar y decidir qué desea ver.

La fotografía 360º abre un nuevo mundo para todo tipo de industrias y sectores. Hasta el momento el sector inmobiliario ha sido pionero en darle uso a esta nueva práctica, lo que les permite cubrir interiores en 360º, realizar visitas y panorámicas virtuales. También permite conseguir fotografías de producto (publicitarias) cubriendo todos los ángulos y detalle del artículo en cuestión.

La fotografía 360º permite crear imágenes interactivas donde, tan solo girando la cámara en el visor de la web, el espectador obtendrá una mejor idea de la distribución o el espacio de la sala fotografiada. Además, mientras se está visualizando una de las fotos, se puede desplazar a otra zona y visualizar otra foto permitiéndonos de esta manera hacer un recorrido interactivo en el que se recogen todos los detalles de interiores, nos permite crear recorridos virtuales, y todo lo que alguna vez haya imaginado hacer.

Con el auge de los nuevos dispositivos portátiles y Recorridos virtuales 360 de propiedadesgafas de realidad virtual se está extendiendo mucho este tipo de servicios. Algunas de las fórmulas más extendidas tienen que ver con prácticas ya comunes tales como visualizar las fotografías 360º orientando el móvil en distintas direcciones, o las novedosas gafas la realidad virtual. Simples gestos que nos hacen sentir en la propia estancia y nos capacitan para visualizar los interiores de un inmueble a través de una ventana.

Otra de las aplicaciones más comunes es la fotografía 360º en catálogos de productos. La publicidad es uno de los máximos exponentes del uso de estas técnicas que nos permiten sentir que podemos manipular el producto en nuestras manos, pudiendo verlo desde todos su ángulos. A través de ellas los clientes son capaces de visualizar cada detalle del producto en todos sus ángulos, así como ampliar el zoom para apreciarlos mejor. De esta manera se consigue no solo diferenciarse de la competencia con catálogos más atractivos, sino que sus clientes también sean capaces de sentir y disfrutar el producto casi en sus manos, analizando todas sus características sin necesidad de desplazarse a su tienda, y aumentando su venta de productos por Internet de esta manera.