Vessel Interior

Fuera de servicioAyer cuando volvía a casa me encontré con un cartel similar a este pegado en la puerta del ascensor.  Mi primera impresión fue la de cagarme en todo, alegrarme porque iba a hacer algo de deporte ya que llevaba todo el día sentado.

Algo parecido debió ocurrirle a  Thomas Heatherwick seguramente cuando concibió su nuevo proyecto, el monumento denominado “Vessel” en Nueva York. Una estructura de 15 pisos de altura que conecta más de 150 tramos de escaleras y en total suma más de 2.500 escalones en todo su recorrido.

Su emplazamiento se situará más concretamente  en Hudson Yards, una plaza rodeada de árboles perennes, al oeste de Manhattan. El Vessel será un monumento con forma cónica y tendrá una base de acceso de 15m de diámetro, y a lo largo de las distintas plantas conectadas por escaleras y descansillos crecerá hasta los miradores superiores con 45m en su última planta.

Viendo los renderizados del Vessel observamos una estructura que desde luego no dejará indiferente a ningún visitante, recuerda en ciertos aspectos a un panal de abejas por las formas que dejan los espacios entre escaleras, aunque el autor afirma que su verdadera fuente de inspiración fueron las geometrías de las  escaleras indias.

Escaleras indias

¿Y SI LO VEMOS DESDE OTRO ÁNGULO?

La idea del artista creador del proyecto es concebir una visión en altura que diera carácter al espacio lejos de la concepción habitual de las plazas comunes, donde todo queda limitado por la visión a nivel del suelo.

Además el monumento supondrá en palabras del autor “una nueva rutina de entrenamiento para los neoyorquinos” aunque también se ha concebido un ascensor pensando en la accesibilidad para personas de movilidad reducida o de avanzada edad.

El Vessel aunque se crea en una plaza pública será ejecutado con la inversión privada del multimillonario Stephen M. Ross que aportará los fondos para el monumento con un presupuesto que asciende a más de 150millones de dólares.

Presupuesto que en sus comienzos se valoraba en 75 millones de dólares y el Señor Ross no ha puesto inconvenientes en su incremento  ya que considera que “No se puede ser pequeño en Nueva York, hay que pensar a lo grande”

Vessel. Foto de Forbes Massie-Heatherwick Studio

El multimillonario quiere convertir el monumento en un lugar imprescindible en nuestras visitas a Nueva York, al igual que ocurre en Rockefeller Center con el árbol de navidad por esas fechas, con la diferencia que sería un árbol de navidad para los 12 meses del año.

El único inconveniente que se están encontrando las autoridades en la ejecución del Vessel es que hay que estudiar con más detenimiento es el control del tránsito, ya que la plaza se encuentra en una zona con bastante tráfico actualmente y el turismo que pueda generar el monumento podría terminar de colapsarlo.

DISEÑO Y MATERIALES

Vessel Interior

La estructura del Vessel tendrá un acabado en bronce con piezas que serán importadas desde Italia, más concretamente de Monfalcone, que darán a la plaza unos reflejos a la luz del atardecer espectaculares.

Por las noticias que tenemos no será hasta el año que viene que no dará comienzo a la ejecución de la estructura. Aún no ha empezado y al igual que su diseñador  ya estamos deseando ver terminado este proyecto y poder contemplar como cientos de visitantes interactúan con el monumento.

Las escaleras  siempre nos han resultado atractivas y no sabemos la razón, pero un proyecto como éste cuya base se fundamenta en ser un monumento confeccionado mediante escaleras nos resulta treméndamente impactante y una idea única.

El Vessel será con toda seguridad un proyecto que dará que hablar y muy controvertido, porque hay quien considera que son unas escaleras a ninguna parte y el presupuesto es desorbitado mientras que a otros les parecerá una obra de arte, pero como siempre dicen,”que hablen, sea para o bien o para mal, pero que hablen”.

Fuente: The New York Times. Aquí puedes ver el enlace y el articulo original

Fotos de renderizados por Forbes Massie-Heatherwick Studio. Consulta más sobre su estudio aquí

Apple Campus 2: El lugar de trabajo del Siglo XXI Aprovechando la energía de los océanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *